Nuestros expertos de San Piel le proporcionan los mejores consejos paradar mantenimiento a sus artículos de piel.

Para limpiar bolsos de piel le recomendamos preparar una solución de 5 mililitros de shampoo para bebé o neutro en 250 mililitros de agua. Aplique la solución con un algodón limpiando por secciones de tamaño reducido, posteriormente, con algodón limpio remojado en agua retire el exceso de la solución.

Para limpiar Zapatos de piel , no gamuza, puede utilizar jabón de calabaza (se consigue en cualquier tlapalería). Primero cepille suavemente la superficie de sus zapatos para retirar el exceso de polvo, posteriormente haga bastante espuma con el jabón de calabaza y aplíquela frotando ligeramente, retírela con un trapo húmedo, y seque.

La mayoría de los artículos de piel pueden ser limpiados con estos métodos, sin embargo le recomendamos preguntarles a nuestros asesores si el producto que adquiere requiere algún cuidado adicional.